11 enero 2018

Las estrellas del Tour

El Tour tiene además otro encanto para los equipos. Después de las 22 etapas habrá nuevas figuras que habrán subido su cotización un cien por cien. La escapada de Futuroscope permitió darse a conocer al gran mundo a Claudio Chiappucci, hasta entonces un gregario. El descenso a tumba abierta de Indurain el año 91 le permitió, además de ser amarillo, lanzarse a la fama. 

La fuera de forma de Leblanc dará libertad a los Castorama. Durand, el viejo Bagot, el campeón del mundo de ciclo cros, Arnould, Bourguinon y el suizo Deker son los candidatos a salvar la temporada a. Cyrille Guimard, que lleva un par de años casi en blanco. La lesión de Lemond, jefe de filas del Gan permitirá a Eric Boyer convertirse en líder. Tiene ya 30 años, pero después de ver a Chiocciolli y Ugrumov nacer para el podium después de los 30 años todo es posible. El Chazal francés tiene otro líder viejo. Eric Caritoux, que fue vencedor de la Vuelta a España. Es un equipo modesto, equivalente al Kelme español, pero que ha sido invitado por la organización de milagro. De Eddy Bouwmans, del Novemail belga se espera mucho de este Tour. Tiene la libertad de saber que su líder natural, Charli Mottet va a sufrir mucho tras haber reanudado la competición hace algunas semanas por la grave caída que sufrió en la ParísNiza. No se espera mucho del Telecom.


Lleva una mala temporada a pesar de que tienen grandes ciclistas como Mario Kummer, Olaf Ludwing, Uwe Raab o Udo Bols. Estos serán sus hombres fuertes, aunque no cuentan para la general. La crisis del Festina es más grave. Ficharon a la legión extranjera y no han dado una en todo el año. Kelly, con esperanzas de hacer su último Tour, no sale. Lino está de abogados tras su nuevo doping, Marie se debe volver loco para ganar la prólogo. Rooks parece ya muy pasado de vueltas y las esperanzas de este grupo con sede en Andorra están en alguna genialidad de Arrieta o de un sprint de Van Poppel. Otro equipo en crisis deportiva es el Lotto. Ha entrado en el Tour gracias a la wild carel de la organización. Su líder de clásicas de Clerq anda peleado con los directores y Nevens tampoco gana carreras. 

Sin embargo; los belgas se, juegan también en esta carrera su futuro y si el año pasado ganaron dos etapas este año también darán espectáculo en los últimos kilómetros. Lo de Seguros Amaya es otra cosa. Fueron los grandes animadores de La Vuelta a España y lo deben de ser en el Tour de Francia. Rincón, Cubino y Montoya darán la batalla en las cuestas. Hay que ver el comportamiento del que dicen va para figura, Antonio Martín. Es su primer Tour y también puede hacer alguna escapada en la montaña, su terreno natural. Mauri lo tendrá difícil en la contrareloj. En la que se corre por equipo su aportación junto a la de Cordes y Pedersen deberán ser fundamentales para evitar que se produzca la mala actuación que tuvieron la temporada pasada. En Banesto todo rueda alrededor de Indurain. Echávarri dice que los jóvenes que acuden a Francia lo hacen con mucha experiencia, «pues aquí no se pueden hacer experimentos». Ha llevado a Prudencio Indurain, que le da mucha seguridad a su hermano, aunque no estará con él en las grandes cuestas. Rue está en forma y puede aportar su apoyo en momentos delicados. Bernard sólo ha hecho 1.000 kilómetros a estas alturas de temporada, cuando los demás llevan cerca de 5.000. 

En Banesto esperan que entre en forma después de las diez primeras etapas llanas. Gorospe aportará su experiencia y si lo hace tan bien como el año pasado ya habrá cumplido. Clas tiene un gran equipo, pero también un gran problema. La contrareloj por grupos. Rominger se enfadó hace dos años en la prueba de este tipo que se hizo en la París Niza, pues decía que no iban lo suficientemente fuertes. Luego se arrepintió de la bronca, ya que el comportamiento de sus hombres fue excelente. Gastón, Echave, Escartín, Arsenio González, Mauleón y Unzaga son hombres duros, pero no van lo suficientemente bien contra el crono. La ONCE es el equipo por excelencia. Si no hay problemas pueden hasta ganar la contrareloj. Zulle, Breukink, Bruyneel, Stephens, forman una mezcla explosiva que debe dar a Saiz uno de los primeros puestos e incluso colocar de amarillo a uno de sus hombres antes de entrar en los Alpes. El TVM va al Tour a hacer etapas. Capiot, Laurtizen, Skibby, Millar y Talen son hombres brillantes para una jornada. Otro resultado sería una sorpresa. Además no cuentan con Theunisse, fuera de forma y lesionado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario