12 febrero 2017

Mariah Carey es una fracasada

¿Qué le pasa a Mariah Carey (46 años)? Tras el enorme fracaso de su última actuación en Times Square, donde fue incapaz de seguirle el ritmo a un playback que hacía agua y de apenas aguantar el equilibrio sobre unos tacones infinitos y acabó abandonando el escenario ante la atónita mirada de millones de espectadores, la diva más diva ha decidido retirarse temporalmente del foco público. "Desapareceré tanto de los escenarios como de los medios de comunicación y las redes sociales por una temporada", ha comunicado desde su perfil de Twitter. Pero, ¿cómo ha llegado hasta aquí? ¿Qué le ha llevado a tomar esta decisión? Su evidente declive puede resumirse en cinco puntos clave:


SU VOZ NO ES LA QUE ERA. Las últimas actuaciones de Mariah han estado marcadas por un uso –y abuso– del playback. Voces pregrabadas para disimular la realidad. Momentos tan importantes como la interpretación anual de su himno navideño All I want for Christmas is you han evidenciado que la cantante ya no tiene aquel chorro de voz que la convirtió en estrella. En los últimos meses, ha mejorado, sí, pero sigue sin recuperar el tono.

PROFESIONALIDAD CUESTIONADA. Entre cancelaciones de gira, retrasos en los conciertos y problemas varios que han afectado a su residencia en Las Vegas, la cantante acumula un historial de incumplimientos que no le deja en muy buen lugar. Su vida personal tampoco le ha ayudado demasiado a encontrar la estabilidad.

SIN ÉXITOS RECIENTES. Lejos quedan ya aquellos años en que cada canción que publicaba se convertía inmediatamente en un hit. Encadenó tantos éxitos que desbancó a Elvis como el artista con más números uno en la lista Billboard. Pero de aquello hace mucho tiempo. Su último trabajo, Me. I Am Mariah… The Elusive Chanteuse, ha sido el menos vendido de su carrera.

DIVA FUERA DE CONTROL. No hay en el panorama musical –y no musical– una diva más diva que Mariah Carey. Sus estilismos, sus comportamientos, sus exigencias, sus dispendios, todo lo que le rodea es puro lujo y glamour –o al menos, lo que ella entiende por glamour–. ¿Cómo no iba a estrenar su propio reality con este bagaje? Mariah’s World es ya un clásico de la televisión.

CARICATURIZADA. Su segundo marido, el cantante Nick Cannon, no dudó en señalar al entorno de la intérprete como el responsable de su alterado estado emocional. Lo mismo ha hecho Tommy Mottola, primera marido y descubridor de Carey, con quien estuvo casado cuatro años, desde 1993 hasta 1997 y que en la actualidad es el cónyuge de la mexicana Thalía, en una carta publicada por Page Six. "Mi único consejo es que debe contratar a profesionales más experimentados y respetados para rodearla y ayudarla con su carrera". Ojalá le haga caso pronto. Mariah tiene cuerda para rato. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario