23 mayo 2016

María José Suárez una Miss fea

Delgada como si el embarazo no fuera con ella, María José Suárez (35 años) regaló sonrisas la semana pasada en Madrid en la entrega de un premio de Gillette a jóvenes diseñadores. 

El tema de la noche era Feliciano, desaparecido de su vida desde que firmaron un comunicado conjunto anunciando su paternidad hace dos meses. Aunque la cincelada figura de la ex miss España fue una de las preguntas recurrentes.

Es que con todo el estrés adelgacé tres kilos. Ahora he vuelto a engordar dos, con lo que aún no estoy ni en mi peso habitual... Pero yo ya me lo noto en la cintura. La gente se tenía que haber enterado ahora y no cuando estaba de un mes. Pero las circunstancias me obligaron a contarlo...
Si me depilo con cuchilla, ¿me quedarán las piernas como a usted, embarazada y todo?

[Ríe] Tan morenas, no, porque yo vengo de Ibiza y estoy negra, negra. Pero si te depilas con Venus te quedará la piel muy suave, y luego te hidratas muy bien.
¿No le trae recuerdos la isla?

Claro, vienen muchos recuerdos. Feliciano y yo siempre hemos vuelto en Ibiza. En el Masters de Madrid lo dejábamos porque a él no le gustaba que yo estuviera por ahí pendoneando. Lo cogíamos en Wimbledon; lo volvíamos a dejar. En Navidad volvíamos... La última reconciliación fue en enero. Y yo le decía que no tenía sentido y él que quiero tener un hijo, que quiero tener un hijo...
Ya está de tres meses.

Esta semana han hecho los tres meses, sí. Esta mañana me he hecho la ecografía... El feto mide sólo tres milímetros, cuando tendría que estar entre los cinco y los seis. ¡Qué feo llamarlo feto, en vez de decirle bebé...! Pero, claro, un bebé con tres meses no es un bebé, es un feto. El ginecólogo me dijo: «Es que tienes el útero del tamaño de una pelota de tenis». Y digo: «¡Qué oportuno! Ya podía haber buscado otra comparación...».
¿Qué prefiere: un niño o una niña?

Lo que deseo es que nazca sano, sea lo que sea. Aunque, como en mi casa somos todo niñas, prefiriría que fuera niño.
¿Es cierto que Feliciano le instó a abortar?

No, eso no es cierto. No fue así. Él estaba jugando un torneo y me dijo que lo hablaríamos a su regreso, para buscar una solución, porque opina que tener un hijo es una cosa de dos y no veía bien que tomara yo sola la decisión de tenerlo...
Cada uno lo puede interpretar como quiera... No me animó a abortar.
¿Qué opina del aborto?

Creo que es una decisión que hay que respetar. Yo, personalmente, no estoy a favor, pero respeto a la gente que sí lo está. Por supuesto.
¿Le da vértigo enfrentarse sola a la maternidad?

No, me dan mucho más vértigo las críticas, el estar en el punto de mira, expuesta a continuos comentarios. Si esto se hubiera desarrollado con normalidad yo ahora estaría más gordita, de otra manera...
Ahora se está cuidando un poco más...
Sí, el médico me ha recomendado que esté más tranquila. Estoy yendo mucho a la playa -me he afincado en Ibiza durante junio y julio- y estoy fumando menos. Antes fumaba mucho, ahora, unos dos o tres al día.

Y no sale.
No. Bueno, al principio sí salí un poco, he ido a Pachá a la Flower Power... Pero poco.
¿Cree que fue usted la culpable de que Feliciano perdiera el Roland Garros?

Feliciano es una montaña rusa. Es una pena que teniendo el talento que tiene no lleve una carrera más regular. Hombre, el tema emocional siempre puede afectar, pero no soy yo la culpable de que pierda un torneo.
Y Sara Carbonero, ¿es la culpable de que pierda España?

¡Tampoco! Y si es así, que sea la culpable también cuando gane...
¿Feliciano terminará acercándose a su hijo? ¿La sangre llama a la sangre?
Pues no lo sé, son cosas que no te planteas. Quiero vivir día a día, que todo salga bien, tener salud y trabajo y que el embarazo se desarrolle con normalidad.
¿Cree que aportará económicamente?

Eso es lo que menos me puede importar. El día que firmamos el comunicado en el que él reconocía la paternidad, le dije que si para él era un problema el tener el hijo, que firmábamos a continuación un papel para que él se desentendiera de todo tipo de obligaciones, porque yo llevo 14 años trabajando y, afortunadamente, al niño no le va a faltar de nada. Pero dijo que no, que el día que el bebé naciera, él sí que se quería responsabilizar, pero de momento, bueno, está en la sombra.
¿Llegarán a tener una buena relación?

Con todos mis ex me llevo fenomenal. Ahora me veréis más con Óscar [Vivó], que estará en Ibiza. Y con él me llevo estupendamente. También con Marco. Pero con Feliciano no. Él se lleva mal con todas su ex. Eso también habla de él. A mí me sorprendió muchísimo cuando su ex, también tenista [María Antonia Sánchez], se quedó embarazada de un futbolista al poco de dejarlo ¡y él no la llamó! Vale, que estaba embarazada de otro, pero... No sé, me resulta raro.
¿No ha vuelto a hablar con él desde entonces?
Nada, ni un mensaje ni una llamada.

¿Qué necesidad tiene un hombre de buscar filetes fuera de casa, que diría Paul Newman, teniendo dentro un solomillo?
Eso mejor se lo preguntas al hombre. Porque las mujeres para eso somos muy diferentes.
¿Qué le ha movido a destapar ahora las infidelidades de Feliciano?

Nooo. Si hubiera destapado las infidelidades de Feliciano... ¡Bueno, bueno, bueno! Yo no he destapado ninguna infidelidad, ninguna. No he dicho nada que no se supiera. Que si yo destapo, destapo...
Destape, destape...
No, para qué...
¿Ha hablado con alguna de sus conquistas?

No, para nada, no me interesa, paso.
Imagino que no querrá escuchar la palabra hombre...
No, no, no, no. ¡Cuatro metros a la redonda!
Pero, ¿se ve capaz de enamorarse otra vez?

Sí. Cerrarse al amor por las malas experiencias no es bueno. Yo he tenido otras malas experiencias, no tan malas como ésta, la verdad, pero he tenido otras malas experiencias y luego me he vuelto a enamorar y he entregado todo otra vez. Cuando una se enamora se olvida del pasado. Aunque sí que es verdad que hay que aprender de las cosas malas que te han pasado para no cometer los mismos errores.

Ser madre soltera, ¿puede ser un handicap para iniciar una nueva relación?
Hoy en día no. Tengo amigas que están separadas a mi edad y han vuelto a encontrar pareja. Y no tienen uno, ni dos, sino hasta tres niños. El otro día lo hablaba con Raquel Revuelta, que es amiga mía: ella se ha separado y tiene tres hijos y ahora está viviendo otra etapa, está encantada y mira, nunca se sabe...
Nunca... ¿Existe la posibilidad de volver con Feliciano?

Para nada. Aunque no estuviera embarazada. Ha sido tanto el daño, que el amor que pueda sentir por él... ya no es lo mismo. Ésta es la definitiva.
Tendrá algún buen recuerdo...
Una vez me regaló 100 flores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario