09 agosto 2015

La dieta antiedad Perricone

Suena el timbre y aparece un empleado de Supersol con dos enormes cajas repletas de alimentos. "¡¿Has hecho la compra?!", me pregunta mi marido sin dar crédito a lo que ve. 

La pregunta tiene lógica: no sé cocinar, ergo el supermercado es para mí un territorio desconocido. 

Es cierto que no fumo y apenas bebo, pero en términos de alimentación soy un desastre total: poca fruta, mucho dulce y –lo confieso– un par de veces a la semana me doy un atracón de patatas fritas.

 Así que he aceptado el reto de la marca Perricone: seguir la dieta antiedad diseñada por el prestigioso médico del mismo nombre, a la que periódicamente se someten Eva Mendes, Gwyneth Paltrow, Cate Blanchett, Uma Thurman, Julia Roberts... 

El programa dura cuatro semanas, pero existe una versión exprés de tres días. Me apunto a esta última opción: desde el viernes y hasta el lunes únicamente consumiré superalimentos, es decir, "aquellos con propiedades anti-inflamatorias, saludables y rejuvenecedoras", según el doctor Nicholas Perricone. 

En esa categoría entran el aceite de oliva virgen extra, las verduras verdes, las frutas del bosque, los lácteos ecológicos, la avena en copos, las especias, el té verde, el cacao puro (¡en pequeñas dosis!) y el agua mineral. También el salmón salvaje, clave de la dieta antiedad; durante mi experimento lo tomaré dos veces al día. 

¿Resultado? No paso nada de hambre (aunque acabo un poco harta de tanto salmón), me siento deshinchada y mi piel parece más libre de impurezas que nunca. "Uno de mis máximos orgullos es haber descubierto el impacto de ciertos nutrientes sobre la belleza y la longevidad", explica Perricone. A partir de ahora, intentaré mantenerme alejada de las patatas fritas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario