13 julio 2015

La obsesión por cuidarse

Dicen los expertos que en nuestra sociedad se ha instalado una nueva religión: la de la obsesión por cuidarse. 

Farmacias, herbolarios y gimnasios, convertidos en templos modernos, son testigos de esta tendencia. 

Algunos médicos ya han dado la voz de alarma, porque observan que a sus consultas acuden pacientes con un exceso de celo a la hora de cuidar su salud.

Frente a esto, hay quien argumenta que en España ocurre todo lo contrario, que hemos dejado de ocuparnos de nuestro bienestar físico. 

Y, para refrendarlo, aportan algunos datos preocupantes. Según un estudio sobre la salud en 2014 realizado por la OCDE, uno de cada seis adultos en nuestro país padece sobrepeso. 

A esto se suma que, dentro de la UE, tenemos el índice mayor de tabaquismo (un 34,4% de fumadores habituales mayores de 16 años, según la Encuesta Nacional de Salud del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad). 

Y consumimos una media de 11 litros de alcohol por persona al año (la media mundial es de unos seis), según la Organización Mundial de la Salud. 

Que tampoco nos engañen esas calles repletas de personas corriendo: más del 40% de los españoles no hacen ningún tipo de actividad física, afirman los datos del Instituto Nacional de Estadística.

Ante todo este cúmulo de datos contradictorios, elegimos a dos personas para que arrojen luz sobre este tema, la directora ejecutiva de Comunicación de Sanitas, Yolanda Erburu, y la actriz Marta Belenguer.

YO DONA: ¿Controlar nuestra forma física se ha convertido en una obsesión?

Yolanda Erburu Sinceramente no lo creo. Pienso que hay ciertas actitudes superficiales que harían pensar que exageramos con la atención a nuestro cuerpo pero, en términos generales, la gente tiene poca conciencia de lo que significa cuidarse.

Marta Belenguer Vivo de la imagen y compruebo cada día la presión social, y la exageración en esa atención a lo que comemos, bebemos, nos movemos…

Yolanda Pero considero que eso tiene más que ver con la preocupación estética que con el respeto al propio cuerpo.

¿Llegamos a confundir salud con belleza?

Marta A veces mezclamos ambos términos pero este asunto va más allá, nos hemos acostumbrado a que las soluciones a nuestros problemas sean a corto plazo, que el resultado se vea enseguida, y eso no siempre es posible. Si tenemos una hernia discal, no queremos que nos receten dos años de natación, preferimos pasar por un quirófano.

Yolanda Para que eso no ocurra tenemos que incidir en el autocuidado. Mantener nuestra salud es una tarea conjunta que involucra a los médicos y al resto del sistema sanitario, pero también a las personas. 

Cada uno de nosotros debemos trabajar con constancia en la prevención y el mantenimiento de nuestra salud.

¿La gente es consciente de que ser saludable está en sus manos?

Marta Sí, incluso se preocupa demasiado, estamos obsesionados. Habría que vivir más relajados, no pasar todo el día autoexigiéndonos tanto. Si fuera así necesitaríamos visitar menos las consultas de los médicos.

Yolanda El problema radica en que el espacio que tenemos para ocuparnos de nosotros mismos cada vez resulta más pequeño. 

Quiero decir con esto que los lugares donde pasamos una gran parte de nuestra vida, como pueden ser los colegios o los centros de trabajo, deberían evolucionar para facilitarnos nuestro cuidado. Nada está pensado para mejorar nuestra calidad de vida, ni siquiera el diseño urbanístico de las ciudades.

¿Qué cambios habría que hacer?

Yolanda Las empresas tienen que evolucionar de una cultura de la prevención de los riesgos laborales a una promoción proactiva de la salud. Cuando llegas al lugar donde ejerces tu profesión, deberías contar con herramientas que te permitan cuidarte durante esas horas, que suelen ser muchas. Si tienes que ocuparte de tu carrera y de tus hijos te quedas sin tiempo, alguien debe facilitarte la vida.

Marta En ese terreno voy a darte la razón, pero el problema radica en la falta de tiempo para nosotros mismos, eso habría que solventarlo. Recuerdo que el escritor José Saramago recriminaba a los médicos que aconsejaran hacer deporte pero no leer un libro; el cuidado también pasa por la lectura o por el descanso.

Yolanda Cierto, pero hay que solventar los problemas que ya existen. En los comedores de las empresas tienen que disponer de comida saludable, lo mismo que de un entrenador o un fisioterapeuta, por si lo necesitas. Perdemos salud en los lugares de trabajo y eso hay que evitarlo.

¿Y no creéis que los ciudadanos están un poco perdidos en temas sanitarios con tanta campaña contradictoria relacionada con lo que nos sienta bien y lo que nos hace daño?

Yolanda Totalmente de acuerdo, se roza la exageración. Por poner un ejemplo, no hay un alimento per se que deba prohibirse, ni siquiera la grasa o el azúcar, que ahora están tan demonizados. Y no hay que creer en lo primero que se lee en internet o en la dieta que te cuenta tu vecina, debemos recurrir a la opinión de expertos.

Marta Cierto, estamos muy perdidos, pero existe un problema importante de abuso de medicación. En alguna de las reuniones a las que asisto compruebo, con asombro, la cantidad de menores de 30 años que toman ansiolíticos.

Y quizá esto se produzca porque se estigmatiza a la persona que no está en perfecta forma física y mental. ¿Se penaliza socialmente a quien no se cuida?

Marta Totalmente, y no lo entiendo. Tengo muchos amigos amantes del buen comer que están absolutamente sanos, y me encanta verles aunque muestren algún kilo de más. Me da pena todo lo contrario, la gente que se obsesiona por cuidarse y se obceca en contar las calorías, pero no sabe disfrutar de un buen plato.

Yolanda No creo que se penalice, solamente hay que analizar las estadísticas. Las grandes enfermedades de este siglo, como la diabetes, el cáncer o los accidentes vasculares, se deben a nuestro estilo de vida. Si eso es evitable, como sociedad y como individuos debemos conocer la forma de hacerlo. Y enseñar a los niños hábitos saludables desde el principio.

¿Hay diferencias entre hombres y mujeres a la hora de cuidarse?

Yolanda Andamos a la par, lo único que hemos comprobado es que las mujeres tienen un índice de sobrepeso mayor, pero es poco significativo.

Marta Los hombres ahora se cuidan más, y eso me alegra porque hasta hace poco no era así.


"Habría que vivir más relajado, no pasar todo el día autoexigiéndonos. Si fuera así iríamos menos al médico"

Marta Belenguer

"Las empresas tienen que promocionar la salud y permitir a los empleados cuidarse durante su jornada laboral"

No hay comentarios:

Publicar un comentario