19 febrero 2015

El rey de la Nutella

Endulzando la vida a millones de personas, se convirtió en el hombre más rico de Italia y el vigésimo noveno a nivel mundial, según la clasificación de la revista Forbes. 

Michele Ferrero, el inventor de la Nutella –que tantos desayunos y meriendas ha alegrado–, falleció el sábado a la edad de 89 años en Montecarlo, después de estar meses enfermo. 

Su esposa, Maria Franca, no se separó de su lado en ningún momento, ni tampoco su hijo, Giovanni, que en la actualidad es el único administrador de un monstruo empresarial: el grupo alimenticio Ferrero, uno de los más importantes del mundo.

De hecho, Michele Ferrero pasará a la historia no sólo por idear un producto para chuparse los dedos, sino por conseguir que millones de personas en todo el mundo se laman con él. 

Nacido en 1925 en la localidad de Dogliani, convirtió una pequeña pastelería que su padre tenía en el municipio de Alba, en la región del Piamonte, en una de las primeras empresas italianas con proyección en el extranjero. Quienes le conocieron, explican que el secreto de su éxito fue que siempre se preocupó por saber qué querían y qué les gustaba a sus clientes.

Por ejemplo, el ex alcalde de Alba, Giuseppe Rossetto, asegura que Ferrero iba periódicamente a los supermercados para observar el comportamiento de la gente a la hora de decidir qué producto comprar. 

Otros relatan que el artífice del grupo Ferrero hacía que sus propios colaboradores empresariales probaran y puntuaran sus nuevas invenciones alimenticias antes de sacarlas al mercado. "Si es necesario modificarlo, se modifica. Los millones de clientes que nos confían su dinero deben estar contentos y volver a comprar nuestros productos", les argumentaba.

La empresa de la Nutella está presente en 53 países, tiene 34.000 colaboradores, 20 establecimientos productivos y nueve empresas agrícolas distribuidas en Europa, Rusia, y América del Norte y del Sur. 

Pero además, la famosa crema de cacao se fabrica con avellanas de Turquía, aceite de palma de Malasia, cacao de Nigeria, azúcar de Brasil o Europa y aroma de vainilla de Francia.

La invención de Ferrero cumplió el año pasado su 50º aniversario. El primer vaso de Nutella se fabricó en Alba el 30 de abril de 1964, y enseguida se convirtió en un éxito mundial, gracias también en parte al boom económico de los años 60.

En la actualidad se comercializan 250.000 toneladas de Nutella al año en 73 países. El nombre está formado por el vocablo inglés nut, que significa nuez, y el sufijo italiano -ella.

Michele Ferrero también inventó el chocolate Kinder y el Tic Tac. Su patrimonio se calcula que asciende a 23.400 millones de dólares, unos 18.000 millones de euros. Pero no sólo eso. El rey italiano del dulce siempre hizo gala de preocuparse por sus trabajadores. 

Sus lemas eran "trabajar, crear y dar". Con ese objetivo, en 1983 creó la Fundación Ferrero para ayudar a los ex empleados del grupo empresarial, pero también para la promoción de iniciativas culturales y artísticas.


Michele Ferrero, empresario, nació el 26 de abril de 1925 en Dogliani (Italia) y falleció el 14 de febrero de 2015 en Montecarlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario