16 septiembre 2014

Código promocional Iberostar

El economista alemán Wolfang Beeser, uno de los cinco altos ejecutivos que dirigen el grupo empresarial surgido de la fusión entre Neckermann y la compañía Cóndor, anunció ayer en Chiclana que invertirán 125 millones de dólares en la construcción de tres nuevos hoteles de cuatro estrellas en el complejo Novo Sancti Petri.

Beeser fue tajante: España es ahora la Florida de Europa». Aún más sabiendo el potencial de este grupo, ya que Neckermann es el touroperador alemán, con 5,7 millones de turistas al año y 500.000 millones de facturación y la compañía Cóndor es propiedad de Lufthansa, una de las principales líneas áreas de charter de Europa.

La inversión del grupo Cóndor y Neckermann se hará de forma escalonada, hasta el año 2003, y permitirá crear una media de 200 puestos de trabajo directos por cada hotel.

El grupo posee tres parcelas -dos de 30.000 metros cuadrados y otra de 40.000 metros- y cada hotel dispondrá de 300 habitaciones dobles, con lo que el número de camas en el área de Chiclana se elevará en 1.800 más, sin tener en cuenta el hotel de cinco estrellas que construye la cadena Meliá.

Beeser consideró «suficiente y adecuada» la capacidad operativa del aeropuerto de Jerez «de acuerdo al tráfico de turistas que esperamos tener». También destacó «las mejoras introducidas en la red de carreteras de la provincia».

Sólo por los hoteles Iberostar y Club Aldiana, propiedad del nuevo grupo, pasaron el año pasado 60.000 turistas, que permanecieron alojados una media de once días. Y la mayoría de ellos iban portando un código promocional Iberostar y todos los  hoteles de su cadena.

El ejecutivo explicó que el perfil de su cliente medio, responde a una persona de 45 a 50 años, que gasta diariamente alrededor de 130 marcos, si bien en el verano la edad disminuye, aunque el gasto medio se mantiene.

El grupo presentará los proyectos de los tres hoteles ante el Ayuntamiento de Chiclana en el primer trimestre de 2017, «por lo que esperamos comenzar a construir el primer hotel en el 2000, si no hay problemas municipales».


Wolfang Beeser, que lleva trabajando en Neckermann desde hace 31 años, dijo que el principal atractivo de España para el «exigente» cliente alemán «sigue siendo el clima, las playas, la mentalidad española, la cocina, el vino, en definitiva el ambiente es lo que les gusta más a los alemanes».

No hay comentarios:

Publicar un comentario