10 diciembre 2013

Las Ofertas para el Fin de Semana

Al igual que La Rioja, otras regiones de España celebran la llegada del otoño en torno a una buena copa de vino. Estas son algunas de las denominaciones de origen que invitan a una escapada con las bodegas como eje, pero sin olvidar sus pueblos, su cocina y sus hoteles de ensueño para pasar un buen fin de semana.




A la capital le faltaba un paraguas que las aglutinara. Y ya lo tiene: Madrid Rutas del Vino. Su objetivo es dar a conocer la riqueza enológica de la comunidad a través de 58 municipios. De momento, la oferta se centra en tres subzonas: San Martín de Valdeiglesias, Navalcarnero y Arganda, con 21 bodegas. Ejemplos: la ecológica de Luis Saavedra, la de Bernabeleva, Ricardo Benito... Con esta iniciativa los turistas (y los propios madrileños) pueden disfrutar de otra visión de la ciudad marcada por la Denominación de Origen Vinos de Madrid.

De hecho, es la única capital nacional del mundo que da su nombre a una. Todo el que lo desee puede participar en visitas por sus instalaciones y viñedos, así como realizar catas y talleres. Como complemento, también se ofrecen alternativas de ocio relacionadas con la cocina, la cultura, la historia y los pueblos de la región.

Es una de las regiones vitivinícolas más prestigiosas de España (www. riberadelduero.es) y también una de las más extensas, pues abarca cuatro provincias: Burgos, Segovia, Soria y Valladolid. Podemos comenzar en el castillo de Peñafiel, fortaleza militar devenida en Museo Provincial del Vino que muestra de forma interactiva los entresijos de esta D.O. además de brindar impresionantes vistas desde sus almenas.

A sus pies se encuentra la bodega Protos, remodelada por Richard Rogers y con 1.500 metros de galerías subterráneas excavadas en la falda del castillo.

Otras bodegas a destacar en Atrapalo son la pequeña Villacreces, en medio de un pinar bicentenario; Matarromera, Emina y Rento —todas del grupo Matarromera, que acaba de cumplir 25 años en Ribera del Duero—; las de Pesquera; y Arzuaga, que en una finca rodeada de venados ha abierto un hotel-spa para relajarse entre cata y cata. Pero alojamiento hay mucho y bueno, desde las casas rurales de Emina en Valbuena de Duero al exclusivo Le Domeine de las bodegas Abadía Retuerta. Completa esta escapada una visita al Monasterio de Santa María de Valbuena (sede de la Fundación Las Edades del Hombre) y un paseo por el vecino Anillo Verde del Duero.

El cupo andaluz nos lleva al sur de Córdoba y a los parajes serranos de la Ruta del Vino Montilla-Moriles que recorre, además de la capital, los pueblos de Fernán Núñez, Montemayor, La Rambla, Montilla, Aguilar de la Frontera, Moriles, Puente Genil y Lucena. Cada uno ofrece un buen puñado de bodegas, restaurantes, alfarerías, lagares, almazaras y tabernas. 

Entre las primeras destaca la de Alvear, en activo desde 1729 y la más antigua de Andalucía, o la Cruz Conde, fundada en 1902, sin olvidar otras como las de Cabriñana o Toro Albalá. En cuanto a la cata, se prueban caldos finos, amontillados, olorosos, jóvenes y el mítico Pedro Ximénez. Otro dato: a las barricas de roble en Córdoba se las llama botas, así que tome nota. Para completar la jornada, también se puede visitar un olivar y darle a la cata de aceites. En el apartado culinario hay que probar las milhojas de presa ibérica al Pedro Ximénez, el ajoblanco o el salmorejo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario