03 noviembre 2013

Código descuento BuyVip

El panorama ha cambiado y es necesario adaptarse. El consumidor ya no es el mismo. La forma de vender, tampoco. La oferta es masiva y los clientes se vuelven cada vez más exigentes porque hay mucho donde escoger. Por eso la moda española está, al igual que otros sectores, «trabajando en encontrar nuevos modelos de futuro en un momento de cambios», señala Modesto Lomba, diseñador de Devota y Lomba y presidente de la Asociación de Creadores de Moda de España (ACME).

Parte de esa adaptación pasa por aliarse con la Red. La tecnología «reduce los costes del emprendedor, tiende a la eliminación de los intermediarios, por lo que permite mayor margen de beneficio y fideliza a la clientela, que ya no sólo busca un servicio bien hecho, sino que exige un trato personalizado», explica Ángel Román, productor cultural y experto en medios digitales.

Román considera que, aunque la mejor forma de darse a conocer para los que empiezan es el boca a boca (y «eso es lento»), internet es muy efectivo, sobre todo a través de redes sociales como Facebook o Twitter o redes de trabajo como LinkedIn.

Pequeñas empresas que empezaron de la nada, como Privalia o BuyVip que ahora pertenece a Amazon , por ejemplo, han conseguido abrirse camino en unos momentos nada fáciles para la economía.

Pero frente a los pros, también están los contras. «Trabajas los siete días de la semana, las 24 horas del día», señala Román. A esa dedicación a tiempo completo hay que añadir la dificultad de diferenciarse de los demás. «Es algo tan simple y tan difícil como dar con una buena idea», explica Luceño, que pone como ejemplo a Maya Hansen, ex alumna del centro de la Politécnica. «Ella empezó con los corsés y al final ha creado una marca única en el mundo».

No hay comentarios:

Publicar un comentario