01 julio 2013

En la mansión de Playboy puede pasar cualquier cosa

Sólo unos pocos elegidos traspasan la entrada del 10236 de la calle Charing Cross de Holmby Hills (Los Ángeles), residencia del multimillonario Hugh Hefner. Y David Tort es el único DJ español que ha pinchado en The Playboy Mansion, donde los mejores pinchadiscos del mundo se han dejado caer para marcarse una sesión en la famosa macropiscina del hombre del batín.

Tort tenía su propio set de DJ en una fiesta para un millar de personas. «Estaba la flor y nata del cine, cocineros famosos y las chicas playboy, claro. También había muchas señoras que habían sido playmates en los 80», describe. Lo primero que le llamó la atención al catalán fue un letrero en la entrada de la mansión que advertía algo así como: «haz lo que quieras, pero todo lo que hagas puede salir en televisión», recuerda.

Durante años, Tort ha vivido a mitad de camino entre Vilanova y Los Ángeles, una ciudad que le ha marcado. «Me cambió la vida y la percepción del mundo. Es una ciudad muy especial, me curtió. En Hollywood puede pasar cualquier cosa. Vas por la calle y, además de las bandas, te puedes encontrar a un director de la MTV», explica. La MTV americana no tardó en ficharle para que pusiera banda sonora a muchos de sus realities (desde The Hills a Exposed). La capital californiana le ha inspirado temas como City of Angels, LA Girls (buenísimo) o el hit Seven 11.

No hay comentarios:

Publicar un comentario