02 junio 2013

La feria del tatuaje

MUSICA. De esta guisa se presentó el rapero estadounidense R.Kelly en el Aladdin Theater de Las Vegas, Nevada, el pasado sábado.Si los últimos bastiones del hip hop tomaron como modelo a algunos de los superhéroes del último cómic, él buscó ejemplo mucho más atrás: El Zorro.

FIESTA. La muchacha espera a que a su novio le practiquen un dibujo en la piel en la Tattoo Body Art Expo 2003, que se celebra en la ciudad californiana de Pomona. La feria en sí es punto de encuentro para jóvenes y no tan jóvenes fascinados por los tatuajes, para profesionales del medio y también para japoneses y samoanos que practican desde hace siglos este rito.

CELEBRACION. No, no es que París vuelva a ser una fiesta y que los sanfermines cuenten de nuevo con su más afamado huésped.Tampoco es que Hemingway haya estado criogeniado todo este tiempo y la nevera haya caído en manos del doctor Antinori. Las imágenes muestran a los ganadores del concurso de dobles de Ernst Hemingway que se celebra anualmente en el Sloppy Joe's Bar de Key West, Florida. El tétrico espectáculo de clones contó este año con nada menos que 153 émulos (clavaditos algunos de ellos, como puede comprobar el lector) del autor de El viejo y el mar. A eso se le llama trascendencia.

ESTETICA. Verticalidad teutona para dar y tomar. La mujer que ven en la fotografía no es pariente de Marge Simpson, sino modelo en un desfile celebrado en el muy de moda distrito berlinés de Mitte. Se trataba de mostrar las últimas maldades creadas por los peluqueros más vanguardistas de la capital alemana. Y así se las gastan: la torre de la televisión, que se ve al fondo, no es sino un estímulo para explotar las posibilidades espaciales.Nueve firmas berlinesas, en total, presentaron ayer sus creaciones en el Walk of Fashion. Es de suponer que el peinado de la imagen, por lo demás, sea más que cómodo para actividades cotidianas como dormir, conducir, jugar al fútbol, etcétera.

«Caminante no hay camino, se hace camino al andar», debió tararear una deportiva y perfectamente equipada Pilar del Castillo al incorporarse ayer a la expedición de la Ruta Quetzal, que capitanea el incombustible Miguel de la Quadra Salcedo.Con el cansancio dibujado en el rostro, la ministra de Cultura ascendió ayer junto a más de 300 jóvenes de 40 países el Mulhacén, el pico más alto de la península ibérica, llegando hasta el municipio granadino de Capileira.

No hay comentarios:

Publicar un comentario