31 mayo 2013

Una artesana de los juguetes

María pidió a los niños que dibujaran a su familia. Los pequeños cogieron las ceras y de ellas surgieron los Simpson al completo: Bart, Lisa, Homer, Marge... Otros optaron por representar a Shin Chan junto a Himawari y compañía. María insistió: «Pintad algo malo». Respuesta mayoritaria: Sadam Husein. «¿Y bueno?» El monigote sobre el papel tomó forma del futbolista Raúl e incluso de Bush.

Son algunos resultados del estudio La influencia de los medios de comunicación en los dibujos de los niños de Madrid. María Acaso, profesora de Didáctica en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Complutense, es una de las responsables. «Los niños piensan que su familia es realmente como la de Bart. La televisión es quien les educa, no los padres o los profesores, y crea en ellos una imagen falsa de la realidad», explica la docente, empapada ahora en otra investigación que pretende diseñar juguetes adaptados a los niños que permanecen mucho tiempo hospitalizados.

Hoy, tras la firma de un convenio con el Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid, María comenzará a trabajar en el proyecto junto a dos docentes de Bellas Artes y cinco de la Universidad de Salamanca. La experiencia adquirida con Homer y Shin Chan servirá de base para la investigación, pionera en España, aunque ya desarrollada con éxito en Estados Unidos.

El objetivo, en ambos casos, es fomentar la creatividad de los críos a través de las artes plásticas, conocido como arteterapia.«Se busca la curación a través del arte. El ejemplo clásico que utilizan los profesores de manualidades es crear un ratoncito con el envase de un yogur, ¿no lo has hecho nunca?», pregunta, entre risas, María. La docente denuncia que, en la actualidad, no existan Barbies, peluches o robots adaptados a las necesidades específicas de los niños en ningún hospital madrileño. «Son estandarizados, los tradicionales, lo que restringe su capacidad de juego. Pretendemos diseñar un modelo piloto que desarrolle el bienestar psicológico y físico del niño», explica. Es la primera fase del proyecto.Después llegará su producción y comercialización. Quieren que los primeros juguetes estén disponibles en seis meses.

Los investigadores ya han mantenido contactos con hospitales madrileños, como el Doce de Octubre. La acogida ha sido muy buena: «A los educadores les ha encantado, creen que es necesario».Otra de las actividades consiste en la realización de talleres de creación artística con muñecos. «No queremos darles el juguete, sino utilizarlo como vehículo para su desarrollo creativo y psicológico».

Estas actividades se llevan a cabo desde 1981, fecha de la creación del Museo Pedagógico de Arte Infantil de la Facultad de Bellas Artes, donde trabajan María y los responsables del proyecto de juguetes hospitalarios. Manuel Hernández Belver, es su director.En él se realizan talleres, exposiciones e iniciativas vinculadas a la investigación de la expresión artística infantil. Todo para que los pequeños no piensen que Harry Potter es un personaje real.

Otro ejemplo que debe inducir a reflexión: «Les pedimos que dibujaran árabes y, en vez de a sus compañeros de clase, pintaron a gente matando con metralletas...».

Licenciada en Bellas Artes y experta en 'arteterapia', busca la curación a través del arte./ Trabaja en el Museo Pedagógico de Arte Infantil./ Investiga la influencia de la televisión en los niños.

No hay comentarios:

Publicar un comentario