29 mayo 2013

La noche con estrellas

La decimoséptima edición de los premios Goya estuvo llena de notables ausencias, sin duda, el glamour fue una de ellas. Javier Bardem empezó su discurso de agradecimiento precisamente hablando de glamour. El hecho de que alguien lo tuviera en cuenta, ya es un consuelo.

Estábamos preparados para ver a Fernando León subir a recoger su galardón con un atuendo informal y a Wyoming con sus colores chillones..., pero no para ver a Penélope Cruz, el pretendido plato fuerte de la gala, aparecer en el escenario disfrazada de tarta haute couture cuajada de lazos, volantes, perlas y flores.Pe, haciendo alarde de su categoría de estrella, llegó con un modelazo de Chanel (nada que ver con el que posteriormente luciría sobre el escenario) y el espectáculo empezado.

El conjunto se componía de un elegante vestido en tul negro plisado con abrigo a juego, zapato de tacón con pulsera, y un tocado con sombrerito canotier incluido que, desde luego, más le valdría haber olvidado en el taxi. El pack 3x2 de Chanel, incluía a su televisiva hermana, Mónica Cruz.

Sybilla y Jesús del Pozo también parecían estar de oferta. Marisa Paredes, Presidenta de la Academia y su predecesora Aitana Sánchez-Gijón, fueron algunas de las que se decantaron por las creaciones de la reconocida diseñadora. La primera eligió un sugerente vestido en raso verde agua de inspiración kimono y zapatos dorados de pulsera y punta redonda.

Aitana, mucho más sobria, se decantó por un conjunto monocolor de camisa y pantalón en crêpe de seda beis, resultando una de las más elegantes de la ceremonia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario