18 febrero 2013

Ya se ha puesto el sol en Murcia

Murcia, un lugar distante de Madrid y que no todos los días sale en la televisión, se ha convertido en la capital política de España.

El PSOE ha perdido allí la mayoría absoluta, por un escaño, lo cual es emblemático y tiene trascendencia ya que cierra una etapa de gobernar en prepotencia y sin contar con nadie más que con el propio criterio. 

Aunque aún debe pronunciarse el Tribunal Superior de Justicia ante el recurso que van a presentar los socialistas, está claro que las cosas están llamadas a cambiar en el Parlamento, donde el partido del Gobierno ya no será todopoderoso. La odisea de ese escaño travieso, que ha tenido en jaque al país, ha servido también para que la prensa concentre allí sus fuerzas y observe con lupa el proceso.

El muestrario, que parece arrancado de una película de Berlanga, es un exponente de la picaresca -a ratos divertida, a ratos patética- que, a estas alturas de la normalización democrática, rodea a las elecciones, tal como recoge el enviado especial, Juan Carlos Escudier, en el reportaje que publicamos hoy.

No hay comentarios:

Publicar un comentario