25 febrero 2013

La veraneante Sandra Gamazo


En la noche del pasado viernes se celebró una cena y una subasta a beneficio de los amigos de los animales abandonados, en el hotel Marbella Club. La organizadora del evento fue Sandra Gamazo, cuñada del empresario Juan Abelló. Se recaudaron 4.500.000 pesetas y el Ayuntamiento de Marbella ha donado un terreno para que se construya una perrera de cinco estrellas como quería don Jaime de Mora y Aragón. Entre las asistentes destacó la princesa Soraya que estaba muy guapa, como se aprecia en la foto. Durante la cena se empezaron a subastar los objetos donados por personalidades como el caso de Julio Iglesias, que donó unos zapatos por los que se pagaron 40.000 pesetas; Sofía de Habsburgo, con un anillo de rubíes que llegó a 950.000 pesetas; la princesa Soraya, con un brazalete que alcanzó las 400.000. Uno de los momentos claves fue cuando salió un vestido y una foto firmada por Brigitte Bardot, que alcanzaron 90.000 pesetas.

El más triste, melancólico y emocionante cantautor canadiense, Leonard Cohen, va a ser objeto de un homenaje. Un tributo en forma de disco que se publicará el próximo mes de septiembre con el título de Tower of song y la colaboración de algunas de las grandes estrellas de la música popular actual. Así, Elton John canta I'm your man; Bono, del grupo U2, hace una apocalíptica versión de Hallelujah y Peter Gabriel interpreta la que probablemente sea la canción más célebre de Cohen, Suzanne. No es el primer homenaje discografico a Leonard Cohen. Hace unos años se editó I'm your fan, también con versiones de sus composiciones, cantadas por REM y Lloyd Cole, entre otros.

Los miembros del Gobierno han iniciado ya el descanso veraniego, salvo el titular de Exteriores, Javier Solana, que no tendrá vacaciones por sus trabajos comunitarios, y el ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, que las comenzará a partir del día 18. El presidente del Gobierno, Felipe González, pasará sus vacaciones en el Coto de Doñana, como en años anteriores. Juan Alberto Belloch, y Jerónimo Saavedra, veranearán en Canarias. Asturias es el lugar elegido por Gustavo Suárez Pertierra, María Angeles Amador, y Alfredo Pérez Rubalcaba. Joan Lerma y Carmen Alborch pasarán las jornadas de descanso en Valencia, y Cristina Alberdi y Javier Gómez Navarro, en la localidad madrileña de El Escorial. José Borrell repartirá sus vacaciones entre Pobla de Segur (Lérida) y Francia; José Antonio Griñán viajará a Cádiz; Juan Manuel Eguiagaray viajará a Murcia. Luis Atienza, que inició anteayer un viaje oficial a Uruguay, Chile y la República Argentina, a su regreso se trasladará a Trespaderne (Burgos).

La nueva película de Sylvester Stallone, de nombre Judge Dredd, basada en un cómic del mismo título, cuenta con varios amigos suyos en la banda sonora, que se edita ahora en nuestro país. The Cure han grabado un tema Dredd song en exclusiva para el filme, al igual que The The y Cocteau Twins. White Zombie y Letfield también aportan sus canciones a un largometraje que está recibiendo una excelente acogida comercial.

Michael Schumacher se casó por la iglesia con su novia de toda la vida -y esposa legal, desde el martes-, Corinna Betsch. Eso sí, ajenos a la mirada aviesa de los 200.000 «schummifans» que el pasado fin de semana jalearon su victoria en el circuito «casero» de Hockenheim. No por un prurito de intimidad, sino porque el campeón del mundo de Fórmula I vendió la exclusiva a la revista Bunte -uno de los «Holas» germanos.

Por imaginación que no se diga. Estábamos acostumbrados a sortear castillos de arena por las playas, pero seguro que el que se haya topado con esta construcción se ha llevado una sorpresa. Se trata, como bien se puede observar, de la reproducción de la Ultima Cena. Con un estilo realista, minucioso, sin escatimar los detalles, el escultor Sergio Migueles ha empleado alrededor de once toneladas de arena para dar forma a Jesucristo y los doce apóstoles. No falta nada: ni los panes ni el vino. En la playa de San Juan, en Alicante, donde Migueles ha recreado una de las comidas más célebres de la Historia, seguro que más de uno se ha quedado con la boca abierta y, para evitar comparaciones, ni siquiera se atreve a llevar el cubo, la pala y el rastrillo. Quizá se consuelen pensando que el viento acabará dejando las cosas -la arena- en su sitio.
Carmen Miranda sigue más viva que nunca, al menos en el recuerdo de los brasileños, que ayer celebraron el cuarenta aniversario de su muerte. La sonriente joven que aparece en esta fotografía parece la viva imagen de la artista que en los años cuarenta sedujo a medio mundo, y que falleció en 1955, a los 46 años, de un ataque cardiaco. La caribeña indumentaria que la artista popularizó en los Estados Unidos, primero en las revistas teatrales y más tarde en películas, continúa atrayendo a las jóvenes brasileñas, como ésta de Río de Janeiro, que además decora su tocado con billetes de dólar. La joven, además de utilizar numerosos collares y de adoptar una pose similar a las que mantenía Carmen Miranda, guarda bastante parecido con la bella artista que rodó Serenata en Argentina.

Y mientras periódicamente aparecen libros sobre su azarosa vida en Hollywood y en Broadway, y grandes cantantes brasileños, como Caetano Veloso interpretan canciones de su repertorio, se mantiene la polémica sobre si Carmen Miranda fue un estereotipo creado por los productores de Estados Unidos o una auténtica estrella brasileña. Quizá se puede dar la razón a los defensores de las dos teorías, porque el recuerdo de Miranda permanece a través del cine, en películas como A la Habana me voy y Copacabana, que interpretó con Groucho Marx, y también a través de la devoción que en Brasil sienten por esta artista. Todos los años, en los carnavales brasileños, las «carmen mirandas» se cuentan por docenas. Con todo, Miranda nació en Portugal en la localidad de Marco de Canaveses -aunque al año de edad vivía ya en Río de Janeiro-, y también el estado luso ha querido rendirle homenaje, y por eso le ha concedido la Orden do Infante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario