09 enero 2013

La historia de España a través de sus juguetes


Cuando uno contempla de cerca la exposición Ellos juegan en el Mercado Puerta de Toledo de Madrid, es inevitable sentir la ternura de la vuelta a la niñez. Pequeños cochecitos, tranvías, tatanas, maquinitas de coser, juegos de café, tragabolas y huchas, son algunos de los doscientos objetos, realizados en chapa y pintados en vivos colores, que se pueden ver, hasta el 15 de enero, en esta curiosa exposición. Los fondos expuestos en el Mercado de la Puerta de Toledo constituyen el Fondo Payá compuesto por cuatro mil piezas aproximadamente. «Por su caracter y valor artístico», explica Emilio Alemán, comisario de la muestra, «se ha decidido donar este fondo al pueblo de Ibi (Alicante), formándose así el Museo Valenciano del Juguete, que será inaugurado a principios de 1990».

En la exposición Ellos juegan se pueden ver, además de juguetes, interesantes documentos, envejecidos por el tiempo, en los que se puede leer: «5 de noviembre de 1936. Por la presente nos place comunicarle que el Comité de Incautación de Industrias de Alicante ha aprobado la socialización de Payá S.A.»; «25 de mayo de 1939. Al reintegramos a n/ industrias en poder de los rojos, por espacio de muchos meses, nos complace dirigirle la presente para recordarle nuestra antigua relación comercial».

Fue precisamente en Ibi donde Rafael Payá, fundador de la mítica casa de juguetes, tenía un pequeño negocio de fabricación de recipientes de lata, canalones, desagues, membranas para instrumentos musicales etc...En 1902, el pequeño negocio familiar sufre una reconversión y fabrica el primer juguete, una calesa, pintada a mano, tirada por dos caballos color beige. La edad de oro del juguete en España va desde el año 1918 hasta 1936. La guerra civil supone un serio revés en la producción de juguetes en Ibi. Durante la contienda Payá y Rico -escisión de la primera- son socializadas, contribuyendo al esfuerzo bélico como industrias auxiliares de guerra.

«Acabada ésta», dice Emilio Alemán, «la situación de carencia llevará a los jugueteros a mirar atrás y a utilizar la matricería parada durante tres años: no estaba la situación como para ponerse a diseñar nuevos modelos, así que durante quince años se siguieron produciendo los mismos juguetes de los años treinta, con lo cual somos el único país del mundo en que varias generaciones hemos jugado con los mismos juguetes». Coincidiendo con la exposición ellos juegan y la próxima fiesta de Reyes, la editorial Espasa Calpe ha editado un magnífico libro, titulado El juguete en España, cuyo autor es José Corredor Matheos.

Si la exposición del Mercado Puerta de Toledo permite recorrer visualmente lo que ha sido el juguete en la primera mitad de este siglo, el libro, con gran cantidad de fotografías, explica sistemáticamente el proceso de evolución que han sufrido los juguetes a lo largo de la historia de España. En el libro se pueden encontrar desde una muñeca articulada de hueso, procedente de la Necrópolis de las Eras de Ontur (Albacete) hasta la popular Nancy y sofisticados robots con todo tipo de funciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario