10 octubre 2012

Motores más potentes de Porshe

Porshe ha aprendido la lección. Sus dirigentes se han dado cuenta de cual ha sido el éxito de Ferrari y cual la causa de la crisis que afectó a su empresa hace dos años. 

A la marca italiana no le importa producir poco a condición de que lo que salga de sus cadenas sean coches espectaculares y muy caros, destinados a compradores a los que jamás les afecta una crisis económica. Porsche, en cambio, intentó acercar estos coches un poco de ensueño a clases económicamente menos fuertes pero más amplias. Amplió sus cadenas de montaje, llegó a acuerdos con Audi, y lanzó un coche denominado 924, que debía ser el Porsche barato.

Durante algún tiempo, la idea pareció funcionar, pero primero llegó la baja del dólar que encareció el producto en general y empezó a hacer crecer los stocks en el mercado más voraz del mundo, el americano. Y luego llegó la gran caída de las bolsas internacionales que arruinó a muchos «yuppies», otros de los típicos compradores del modelo. De pronto, Porsche se encontró con que producía más coches de los que vendía y que las gamas menos afectadas eran precisamente las más caras y elitistas. Así que decidió corregir el tiro. El Porsche 924 desapareció, y del 944, versión evolucionada del anterior, se eliminaron las más bajas y a las restantes, se las equipó de motores más potentes. Esta decisiones están en la línea de lo que realmente había que hacer, pero a los más potentes y mejor equipados 944 les sigue faltando algo que llame la atención.

No hay comentarios:

Publicar un comentario