20 octubre 2012

Madonna canta también en Navidad

Lo más disco, El Golfo, Lo mejor de Machín, iBoom 6!, nombres agresivos, impactantes, difíciles de olvidar, para discos recopilatorios que cada navidad nos visitan, como los kilos de más, queramos o no. Regalos socorridos, perfectos para endosar a conocidos a los que, por fuerza, tendrán que gustar alguno de los grupos incluidos en estos discos de varias bandas o, por edad, adorar a mitos que nos ofrecen en estas fechas sus famosos «grandes éxitos», aunque en el fondo los receptores del «detalle», jamás comprarían el objeto de regalo.

Cada «aglutinador» de grupos dispersos tiene un tema concreto. El Golfo 2, el único editado por una compañía nacional independiente, incluye lo que es el plato fuerte de la discográfica: formaciones jóvenes españolas que al menos, siguiendo la tradición de años anteriores, hayan alcanzado el disco de oró. Danza Invisible, Dinamita pa' los Pollos, Loquillo, Los Refrescos, Los Rebeldes o Mosquitos son algunos de los que han merecido el honor de ser considerados «golfos».

El criterio de selección de iBoom 6! es más ecléctico. Este disco que, por veteranía y lógica comercialidad habatido records de ventas durante más de un lustro, reúne lo más popular del producto discográfico de este año.

Guapísimos ídolos juveniles como Big Fun o Eros Ramazzotti, héroes nacionales: Héroes del Silencio, Olé Olé o Los Ronaldos y artistas no del todo sencillos de oír como Depeche Mode o Sinéad O'Connor forman la metralla de esta sexta bomba. Un «explosivo» que, hasta cierto punto, tiene que ver con el imprescindible recopilatorio de música de baile del 90, el estilo imperante a lo largo de estos últimos doce meses, presente en Lo más disco. Betty Boo, Atahualpa y Tecnotronic darán un ritmo distinto a esta navidad. Compás absolutamente distinto al del sonido más arraigado en la cultura española: las coplas. Antonio Molina, Marujita Díaz, Manolo Escobar y la recientemente fallecida Conchita Piquer, entre otros, son el cuerpo de Las Coplas de España, un disco que junto a El Tango de Carlos Gardel y las canciones de siempre de Machín, forman el lote perfecto para regalar a nostálgicos o los que, por edad, tienen la obligación de idolatrar estos estilos o artistas. Continuando con tópicos generacionales, las discográficas han pensado, por supuesto, en la generación activa: la comprendida entre 35 y 60 años.

Con Nostalgia, un «grandes éxitos» que incluye canciones de amor de Julio Iglesias, Mari Trini, The Platers, Adamo etc, comienza la saga Este es quizá, junto al recopilatorio de Aznavour y el séxtuple de Sinatra, el más tradicional de todos los editados para los padres de los jóvenes consumidores. Progenitores que en sus tiempos de juventud y madurez oían a dos de nuestros músicos muertos más trágicamen te y de los que se saca -sin saber porqué- un nuevo discomemorándum: Cecilia y Nino Bravo. Nostalgia enfrentada a las alegres rumbas de Peret, que parece haberse alejado de la Iglesia.

Los clásicos contemporáneos no iban a ser menos; aprovechan la llegada de los Reyes Magos para intentar incluirse en la tradicional carta de pedidos. Bandas- transformadas o desaparecidas cómo Police, Roxy Music, Supertramp, The Beatles -en el caso del Lp en vivo de Paul Mc Cartney- o Génesis, -en el de Phil Collins y Peter Gabriel, aprovechan el tirón. Artistas de sangre relativamente nueva como Robert Palmer, Madonna, Matt Bianco, Beloved, Kaoma, Elton John y los legendarios The Cure han aprovechado para hacemos notar que ellos no son sólo presente; también tienen un pasado y además bastante válido. Pero entre toda esta falta de sensibilidad navideña, de amor al comercio, hay algunas almas a las que les gusta amenizar esta época con canciones típicas del momento. Boney M nos traen un disco dedicado exclusivamente a los villancicos y el joven artista flamenco Potito lanza un mensaje desde su álbum que a más de uno hará llorar. No todo iba a ser marketing en la época de la sentimentalidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario