16 octubre 2012

Los vikingos se han renovado


En la muestra «Design Plus» se exhibieron treinta y un objetos. Ficheros, bolígrafos, estanterías, señalizadores de mapas, libretas, teléfonos, agendas, frascos de perfume, fueron algunos de los productos seleccionados. El plástico, el aluminio y el acero inoxidable fueron los materiales predominantes. A partir de ellos creadores, en su mayor parte de procedencia Alemana, realizaron proyectos destinados al consumo masivo. Entre los diseños premiados destacó el teléfono ergonómico y negro de Eric Chan, el fichero para bolígrafos de Karl Duschek, las papeleras de plástico de Hersteller y el envase para perfume de Olaf Wordehoff. Todos los objetos seleccionados se caracterizaronn por su forma ausente de ornamento. No había en ellos nada supérfluo.

Todo era funcional y ante todo poseían una imagen clara. Bién definida. Exenta de confusión. Caracteristicas que también se observaron en «Plagiarius», una muestra singular que el exalumno de la Escuela de Ulm, Rido Busse organiza desde hace trece años. Su intención es la de valorar de un modo positivo las reproduciones de objetos imaginados, generalmente en occidente y fabricados en Hong-Kong o en paises dónde la mano de obra es mas barata. Interruptores, lámparas, papeleras, enchufes, se observaban en «Plagiarius». Ellos ocuparon vitrinas de honor en el Pabellón cinco y seis de la Feria Internacional de Francfort. Rido Busse mostró, una vez más, el lado positivo de estos productos que por ser fabricados de este modo llegan, a cambio de un precio asequible, a todas las casas del mundo.

Si Rido mostró la gracia y la eficacia de los plagios en el mundo contemporáneo, un conjunto de diseñadores suecos, reunidos bajo en nombre de «BodaNova», expusó sus últimas creaciones para la mesa. Inmersos en la Galería postmoderna de la Feria y posados en un expositor sinuoso y negro realizado con pasta de papel se alzaron cuberterías decó de mangos voluminosos y líneas curvas. Lámparas de cristal soplado y pintado. Juegos de té realizados con cerámica adornada con incrustaciones de colores y centros de mesa de madera y de hierro. Olle Alberius, Lisa Bauer, Lars Hellsten, Helen Krantz, Anne Nilsson, Suzanne Ohlen o Paul Hoff fueron siete de los treinta y seis suecos que participaron en Boda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario