23 septiembre 2012

A la conquista de occidente

En la Feria Internacional de Francfort Ambiente-90 se han dado estos días cita 3.930 expositores de sesenta países. Para que toda esta catedral del diseño -siete ferias simultáneas y cuatro exposiciones especiales- haya sido posible, sus organizadores han gastado la nada despreciable cantidad de mil millones de pesetas.

Hoy son los diseños del norte y del Este de Europa los más novedosos y narrativos. Sus arquitectos y creadores han renovado de un modo rotundo lo que Menphis y Alchimia crearon en Italia hace mas de diez años. Mientras tanto, los italianos avanzan hacia el conceptualismo y otorgan a sus objetos un final más limpio. Los diseños italianos presentados en Ambiente-90 se caracterizaron por el hieratismo y la eficacia, igual que los japoneses y los españoles. 

Parece que el Mediterráneo se enfría y el Báltico aumenta su temperatura. Berlineses, vieneses, creadores llegados de Kassel, Düsseldorf, Hamburgo, Munich, Francfort, Hannover y otros procedentes de la URSS, Checoslovaquia, Hungría y Bulgaria llevaron a Ambiente-90 la locura inteligente y la exhibieron en Experimente, una exposición sólo para diseños «impulsivos». Bolsas de pañuelos, troncos de madera, cabinas salvadas de algún viejo submarino, zapatos, miniaturas, hilos conductores cambiaron su funcion en Experimente. Se convirtieron en sillas, perchas, cajas, cómodas o lámparas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario