06 junio 2012

Un taxista defendiendo lo suyo

Un taxista de 31 años fue detenido el pasado domingo en Usera tras agredir a un cliente que se negó a pagarle y al que pretendía llevar hasta la comisaría del distrito por no pagarle la carrera. El profesional le golpeó con un extintor en la cabeza y le provocó una traumatismo craneoencefálico. La víctima entró en coma en el hospital 12 de Octubre aunque posteriormente su evolución fue favorable. Ayer seguía ingresado en el centro hospitalario.

Los hechos ocurrieron de madrugada cuando el taxista recogió a un ecuatoriano de 35 años con síntomas de embriaguez. Al final del trayecto el cliente se negó a pagar e incluso se burló del taxista enseñándole la cartera vacía.

El asalariado decidió llevarle hasta la comisaría más cercana para denunciarle. En el trayecto el cliente le agarró por el cuello y trató de ahogarle. El taxista detuvo el coche y forcejeó con el hombre, rompiendo la llave del vehículo en la refriega. El coche quedó parado en el kilómetro 5 de la carretera de Andalucía y el cliente salió del vehículo, empezó a insultar al trabajador y a dar golpes en las ventanillas y en el capó. Finalmente, el taxista se bajó con el extintor en la mano y golpeó al usuario en la cabeza, según varios testigos.

Una ambulancia del Samur trasladó al herido al hospital con un traumatismo craneoencefálico en la zona parietal, y su estado empeoró tras ser ingresado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario