04 febrero 2012

Ya tenemos aquí la nieve

Aunque haya pasado de refilón, la última borrasca ha pintado de blanco la Sierra. La ola de frío siberiano ha borrado en pocas horas los meses de sequía. Buena noticia para los amantes del aire libre y los deportes blancos, pero sobre todo buena noticia para el medio ambiente, que presagiaba lo peor para el verano. EM2 ofrece una selección de los mejores lugares para un fin de semana blanco.

La Barranca. Es destino de quien quiere darse un paseo sin complicaciones. Situada en Navacerrada, es la ruta más directa para subir desde el sur a La Maliciosa, aunque en este caso es mejor merodear por sus profundidades. Una pista forestal lo recorre durante varios kilómetros para alcanzar el mirador de Las Canchas, que ofrece el mejor panorama de la zona.

La Fuenfría. La calzada romana que lo recorre de punta a punta, es el mejor camino posible para su recorrido invernal. Desde el inicio en el paraje de Las Dehesas hasta que sale de la Comunidad de Madrid por el puerto de Fuenfría, atesora rincones que estos días muestran un inédito aspecto invernal.

Alto Lozoya. Los Batanes, el Bosque finlandés, la Casa de la Horca... Rascafría acumula destinos que son más que recomendables para un corto paseo invernal. Entre todos destaca el agradable recorrido que une el núcleo urbano con el monasterio de El Paular y el monumento a los agentes forestales situado en las cercanías del paraje de la Isla, que ofrece un excelso panorama del valle de Lozoya.

Pinilla del Valle. Todos los municipios del Lozoya tienen atractivos de sobra para ser visitados. Un buen ejemplo es Pinilla, que cuenta con una interesante opción para excursionistas. La Ruta de los Oficios combina el paseo con la divulgación de tradiciones y oficios de otro tiempo, como el de carboneros, herreros y caleros. En estos días su recorrido exige buena forma física y, sobre todo, material adecuado para andar por la nieve.

Los Cogorros. Este rosario de cerros situados junto al puerto de Navacerrada es un lugar transitado tras las nevadas. Se accede a ellos desde El Escaparate y cuentan con un espectacular mirador, el Gallarza, situado detrás del chalé de Aviación. Más allá, el camino recorre el pinar hasta el mirador Maravilla, definitivamente apartado del bullicio del puerto.

Puerto de los Cotos. Muchas son las posibilidades que se abren desde este lugar. Desde la pradera situada sobre la Venta Marcelino, atestada de trineos desde que caen los primeros copos, a la marcha por las alturas del Peñalara, algo adecuado sólo para expertos. Otras opciones menos comprometidas son la pista que lleva a la hoya de Dos Hermanas y la visita a la pradera de la Centuria de Montañeros, a un kilómetro del puerto por la carretera de Valdesquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario