26 febrero 2012

Salvados por La Sexta

El título de Salvados más corresponde a los pacientes de las intervenciones a vida o muerte de un grupo de profesionales médicos que a los incisivos reportajes de un showman. La Sexta ha operado en el prime time de sus domingos para colocar Cuerpo médico a continuación del popular programa del Follonero. El nuevo docushow, producido por Eyeworks Cuatro Cabezas, plasma una radiografía de enfermeros, cirujanos y residentes, la realidad tal cual sin pasar por el quirófano de los imaginativos guionistas. Hoy, debuta a las 22.30 horas y no será la única visita a hospitales que hagan los espectadores de La Sexta, que ultima el lanzamiento de BabyBoom, sobre una maternidad. 

Los diagnósticos al estilo estrella del rock de House y el repetido sexo furtivo de Anatomía de Grey son síntomas de que faltaba por mostrar el día a día de los verdaderos dueños de las batas. Por fin, la cotidianidad del personal sanitario -y no del mero personaje- entra en la televisión. 
«Antes las veía más, pero ahora me da coraje ver todas esas series. En todos los hospitales hay flirteos, vale, pero no te pones a tener relaciones en un ascensor o encima de la camilla», diferencia Emilio Emmanuel, MIR en Málaga de la especialidad de urología. 

Este interno residente sí ve puntos en común entre las tramas de cualquier ficción norteamericana y los turnos maratonianos a los que está acostumbrado, que en algunas ocasiones se prolongan hasta 72 horas con el bisturí al alcance de la mano. «Los residentes no podemos decir a nada que no. Pasas cinco años sin tregua y eso sí se puede comprobar en Anatomía de Grey», reconoce Emmanuel, que reivindica su gremio frente a quienes lo denuestan: «Nos tocan los tocapitos», cuenta con una sonrisa. 

Si de interpretar se trata, Emmanuel haría el papel de novato y María Ángeles Torres el de intrépida. Ésta trabaja en el sistema de emergencias sanitarias de Andalucía, una labor que encuentra de algún modo reflejada «en Hospital Central». Sin embargo, aún no ha curado su empeño por contar ante las cámaras cómo es el trabajo que desempeña. De hecho, ya la habían acompañado otros periodistas en su servicio de 24 horas, bien para reportajes de Cuatro, bien para noticias de Telecinco. «Me habría gustado ser actriz», reconoce. «Cuando buscan a alguien de las emergencias del 061, siempre me presto voluntaria. Estoy en todas las entrevistas. Meter la cámara en mi casa para mí es súper divertido», expone. 

Efectivamente, el programa se mete no sólo en los hospitales, sino también en los hogares de estos profesionales sanitarios, que a la vista de sus trayectorias también se están convirtiendo en profesionales de la televisión. 

Iván Mañero, por ejemplo, ostenta un extenso currículo en los dos campos. Además de llevar a cabo más de 1.000 operaciones al año como cirujano plástico, ha colaborado en varias ocasiones con diferentes programas, hasta el punto de que llegó a protagonizar El cirujano, emitido por Cuatro. 

«Siempre he querido llamar la atención sobre la transexualidad. A mí se me acusó de todo por hacer operaciones de ese tipo, desde médicos hasta miembros de la Iglesia. Hoy forma parte de las prestaciones de la seguridad social», esgrime este cirujano, que interviene a famosos millonarios en un centro sanitario de Barcelona y a enfermos de Guinea-Bissau que nunca han visto una consulta, una aventura anual que también se plasma en Cuerpo médico. «El programa es testigo de una intervención orquestada de aumento y levantamiento de pecho, barriga, nariz, lifting y ojos al mismo tiempo, pero también operaciones al límite de cesáreas y herpes gigantescos en África», repasa el cirujano, que reconoce: «Vivo para trabajar». 

Ángel López -Don Ángel para los locales de la población sevillana de Cañada Rosal- sentía por su parte la necesidad de dar a conocer las tareas de los médicos de familia: «En los pueblos, parece que no hacemos nada, pero también operamos, aunque no vaginas [en referencia a Mañero]; sí alguna verruguilla y alguna cosa de Urgencias. Había una nebulosa por la que me animé a participar». La cita con éste y el resto de doctores, por primera vez, se ubica en domingo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario