08 diciembre 2011

Con un solo entrenamiento viaja el Atlético al Albacete.

El Atlético ya ha cumplido con el primero de los tres objetivos que se fijaron para antes de que finalice 2011. El pase a dieciseisavos de la Europa League es un hecho gracias al triunfo hace una semana en Glasgow. Ahora toca centrarse en los otros dos, que responden a mejorar la situación liguera colándose en puestos europeos -para lo que cuentan con la visita al Espanyol y el choque frente al Betis en el Calderón- y la clasificación para la siguiente ronda de la Copa del Rey, para lo que tendrán que superar al Albacete en un doble duelo que comienza mañana en el Carlos Belmonte.

Y para preparar dicho encuentro, en el que el Atlético parte como claro favorito a tenor de la división en la que milita cada uno de los clubes, los rojiblancos sólo contarán con un entrenamiento.

Gregorio Manzano tomó la decisión de dar el día de ayer libre a la plantilla, mientras que el pasado lunes la sesión consistió en trabajo regenerativo para los que habían sido titulares y un entrenamiento suave a puerta cerrada para los que no participaron o sólo lo hicieron unos minutos frente al Rayo.

De hecho, el lunes los futbolistas tuvieron más trabajo fuera del césped que sobre él, ya que era una jornada trascendental a nivel burocrático para la entidad y su presencia se antojaba fundamental tanto en el acto de la firma del Documento Único con los clubes que conforman la Alianza Internacional como en la presentación oficial del estadio, que tuvo lugar horas después en la Galería de Cristal del Ayuntamiento.

Así las cosas, Manzano sólo contará con el trabajo que puedan realizar hoy pensando en el Albacete para afrontar el duelo de mañana. Como suele ser habitual, la plantilla se ejercitará en la Ciudad Deportiva y el cuerpo técnico tratará de inculcar, a través de la clásica sesión previa de vídeo, las nociones pertinentes sobre el juego y las amenazas del Albacete.

Por su parte, el conjunto manchego sí está preparando a conciencia y con minuciosidad el que puede ser el partido del año para ellos. Los de Antonio Gómez realizarán cuatro sesiones antes de medirse al Atlético, ya que incluso mañana por la mañana, apenas 10 horas antes de saltar al césped del Carlos Belmonte, tendrán una última sesión de entrenamiento.

En la plantilla rojiblanca, de cualquier forma y con más o menos horas centrados en el duelo copero, sólo piensan en tratar de dejar la eliminatoria sentenciada mañana mismo. Aunque saben que el rival no se lo pondrá nada fácil, ya que es uno de los equipos punteros del grupo I de la Segunda división B.

No hay comentarios:

Publicar un comentario