08 febrero 2011

El hombre es el problema

No es solamente el maltrato de genero del hombre a la mujer, sino del fuerte al débil es un abuso. Por una parte, el sadismo de estos hombres, se complementa con la sumisión masoquista de las mujeres, los seres humanos acabamos eligiendo nuestras características de nuestra personalidad. Cuando nace un bebé la única que está en el parto es la mujer, la naturaleza se encarga de que la mujer se olvide de si misma para poder suplir las necesidades de la mujer. Por su alimentación, por su bienestar, nos comportamos como si fuéramos las madres del señor de bigote.

Las parejas y los niños no son propiedad suya si no que también las mujeres terminan creyendo que son de los hombres, Cuando perdonas mucho se trata de consentir, de permitir, cosas que no se tienen porque permitir.

La doctora Carmen es experta, cada vez se da menos valor a los perfiles de hierro, cada día se ha visto que puede ser víctima del maltrato en la génesis del nivel cultural, la sociedad ha permitido que la violencia sea normal hasta hace muy poco tiempo. No lo sabía, lo que salta después al conocimiento público no es más que la punta del iceberb visible, la crueldad mental, que lamentablemente existe por doquier.

Algunos expertos, hombres por la igualdad, hablan de violencia invisible, la relación con los cuidados de los hijos, cuando un hombre se pone a convivir, la de uno mejora y la de otro empeora, son datos que nos hablan de esas microviolencias, el hombre cree que tiene derecho a comer mientras ella prepara la cena. Hace que él crea tener derecho a exigirlo. Una mujer con autoestima suficiente es mucho más difícil de ser manejada, todos los seres humanos tenemos esa duda de nuestra propia entidad y nuestra autoestima.

A toda esta encrucijada de sentimientos, el concepto subjetivo del amor, a veces centramos todo en si me quiere o no me quiere, porque alomejor no te quiere como tú mereces que te quiera, no basta con decirlo, eso es una trampa.

Si el hombre, no da los perfiles de riesgo, profesionales, pues pueden ser víctimas de maltrato también, no sólo en el nivel económico y cultural de la sociedad, que ha normalizado la violencia, durante mucho tiempo. Lo que salta después a conocimiento público no es más que el verbal, la crueldad mental que es parte de la condición humana. Hombres por la igualdad. Importante conseguir la independencia económica de las mujeres si no conseguimos acabar con la conciencia de los hombres, difícilmente vamos a terminar con esta situación.

Cambiando la conciencia social al respecto, para que cada vez resulte menos sintónico de la sociedad y es completamente inexcusable. A veces nos basta es que yo lo quiero, eso es una trampa, si el hombre es el problema, el hombre tiene que ser parte de la solución que pasa de forma muy importante, por convencer a los hombres del beneficio, el maltratador posible se convierte en una prioridad absoluta, estamos ante un sistema complejo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario